Lun05202019

Última actualización06:34:00 AM

Back Usted está aquí: Inicio

Artículos

Sismicidad del país bajo la lupa

Cinchona1

El anuncio lo hizo el sismólogo del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica de la Universidad Nacional (OVSICORI-UNA) Marino Protti, el pasado 2 de mayo, en el marco de la celebración del 35 aniversario de la fundación de red sismográfica OVSICORI-UNA: “estamos impulsando a nivel internacional una iniciativa de un Observatorio Internacional de zonas de subducción en la Península de Osa, al sur del país, uno de los pocos lugares, sino el único en todo el mundo donde es posible hacer una perforación en tierra y poder atravesar la zona de subducción. Allí podemos alcanzar esa zona de falla entre los 4 y los 6 kilómetros de profundidad, y eso lo hace un sitio muy atractivo para el monitoreo y entendimiento de los procesos de subducción”.

Según Protti, el objetivo es que dicho observatorio opere el tiempo necesario para que pueda capturar 3 ó 4 ciclos sísmicos completos de Osa, lo que permitiría alcanzar la predicción sísmica de cara a eventuales terremotos, mismos que puedan tener implicaciones para todo el país. “Es un proyecto muy ambicioso, pero tengo toda la disponibilidad de dedicarme a eso, y hacer el lobby necesario para que un observatorio como este se haga realidad, el primer observatorio de zonas de subducción del mundo”, agregó Protti.

Durante la celebración mencionada, varios expertos de OVSICORI así como pensionados de este instituto, hicieron un repaso de sus principales logros y avances en términos de infraestructura, equipos, formación de recurso humano e investigaciones: “hemos aprendido en estos 35 años a nivel tectónico, que tenemos 3 fuentes importantes en términos de magnitud; los terremotos más grandes del país ocurren bajo la Península de Osa y en el Caribe Sur de Costa Rica, pero también tenemos actividad de carácter moderado, que tiende a causar inclusive más daños en el interior del país, y esta es la zona de contacto entre las placas del Caribe y de Panamá; y el 70% de la población de Costa Rica vive en esa región”, concluyó Protti.

Desde su creación hace 35 años, la red sismográfica de OVSICORI-UNA ha registrado cerca de 180 mil sismos, con períodos de alta actividad (1990-1991). El aumento gradual en el registro de temblores se explica en parte por la densificación de la red de estaciones sísmicas.