Ticos verán un tipo de cambio hacia la baja conforme finaliza el año

Aeris

Las alarmas se encendieron a finales del año pasado para deudores en moneda estadounidense e importadores cuando el dólar rondó los 630 colones, pero luego llegaron tiempos en los que se reportó un tipo de cambio que en la actualidad ronda los 580 colones, con leves incrementos reportados desde finales del mes pasado. Esto tiene su explicación en factores comúnmente llamados estacionales como, por ejemplo, que las empresas pagan sus adelantos de renta o por el cierre fiscal que se registra a finales de este mes.

La gran pregunta que muchos se hacen es: ¿qué pasará con el tipo de cambio en estos meses restantes del 2019? Orlando Soto, director general de Grupo Financiero Acobo, considera que el precio de la compra y la venta no tendrá movimientos al alza; por el contrario, estima que el dólar bajará en nuestro país hacia finales de año.

Según Soto, la primera y más importante de las razones es la entrada a las reservas del Banco Central de $1.500 millones correspondientes a la próxima emisión de los Eurobonos por parte del Ministerio de Hacienda, que recibió el aval legislativo a mediados de julio. “El dinero de los Eurobonos permitirá que el tipo de cambio se mantenga bajo por lo que resta del año y posiblemente el primer trimestre del 2020”, apuntó el director general de Grupo Financiero Acobo.

El consecuente efecto será una mayor cantidad de dólares disponibles por parte del Gobierno para el pago de compromisos (intereses de deudas o salarios) o, bien, para proyectos de inversión pública, en momentos cuando la economía muestra una evidente desaceleración, tal y como el mismo ente rector lo anunció en julio pasado.

Durante la revisión del Programa Macroeconómico 2019-2020, Rodrigo Cubero, presidente del Banco Central, anunció una proyección de crecimiento del 2,22% frente al 3,2% de enero pasado, el menor crecimiento en 10 años producto de factores internacionales y también locales.

Otros argumentos a tomar en cuenta

Otra razón que contribuye para que el dólar no suba será una menor demanda de dólares para importar por parte de los empresarios en vista del actual panorama económico. Soto considera que el comercio no prevé consumo desmedido y, por el contrario, muchos negocios aún tienen exceso de inventarios que no han logrado vender.

A todo lo anterior hay que sumar que el precio del petróleo es relativamente bajo, por lo que el Estado costarricense necesita menos dólares para comprar combustible. A modo de ejemplo, el precio del barril de referencia Brent se ubica todavía por debajo de los $77,18 que registró en setiembre de hace un año.

“El tipo de cambio a la baja es un reflejo de que hay desconfianza por parte del consumidor a la hora de gastar o invertir; esto se traduce en que no haya crecimiento en la economía. Por eso es crucial que el Gobierno ejecute cuanto antes sus planes de reactivación mediante la inversión en infraestructura, que devuelva la confianza de la gente”, finalizó Soto.